Comunidad Orange

Siri, ¿hablas gallego? La polémica viral

Responder

Siri, ¿hablas gallego? La polémica viral

España es un país rico en lenguas, pero no siempre han tenido ni el reconocimiento ni la atención merecidos. Su inclusión es ínfima, puesto que se priman aquellas que más se hablan porque los mensajes pueden llegar a un público más amplio. Y ahora la pregunta es… ¿qué pasa concretamente con el gallego?

 

Ola Siri! falemos en galego. Fuente: Profesor Falken (https://professor-falken.com/ios/como-hacer-que-siri-responda-a-tu-voz-sin-pulsar-nada/)Ola Siri! falemos en galego. Fuente: Profesor Falken (https://professor-falken.com/ios/como-hacer-que-siri-responda-a-tu-voz-sin-pulsar-nada/)

Hace poco se viralizó un vídeo de una niña que intentaba formular preguntas a Siri en gallego, pero Siri no respondía o se limitaba a decir “creo que no te entiendo”. Esta situación ha reavivado el debate sobre la lengua galaica en las nuevas tecnologías. El secretario de Política Lingüística Valentín García reconocía la necesidad de potenciar y posicionar el idioma a través de las nuevas tecnologías, sobre todo en los dispositivos que emplean reconocimiento de voz. Y es que, por más que preguntes a Tu experto, es un problema de fondo.

 

El debate ha ido más allá y se han sacado temas más controvertidos como que las personas jóvenes cada vez hablan menos gallego, hay quienes apuntan a un efecto castellanizador en las escuelas de las grandes ciudades gallegas.

 

Zonas donde se habla gallego en la Península ibérica. Fuente: Wikipedia (https://es.wikipedia.org/wiki/Idioma_gallego).Zonas donde se habla gallego en la Península ibérica. Fuente: Wikipedia (https://es.wikipedia.org/wiki/Idioma_gallego).

García apuntaba, como se recoge en el artículo de El Español, que se da un conjunto de factores que intervienen en que se hable menos esta lengua, como el crecimiento de los entornos urbanos en los que se habla menos gallego. Además, las zonas rurales están reduciendo su población y los espacios sociales no integran su uso, así como el ocio y la vida de la población.

 

El problema, según añade García, no es tanto la inclusión de la lengua gallega en la escuela, puesto que sí es una asignatura como tal, sino el entorno social “desgalleguizado”: los niños y niñas al salir del aula no lo hablan.

 

 

El uso de las tecnologías debe ir acompañado del reconocimiento de las distintas identidades y, el gallego, como el resto de lenguas minoritarias ha de ser preservada para que no desaparezca su riqueza. ¿Sientes que las tecnologías desplazan las lenguas que menos personas hablan? ¡Seguro que en Apple recogen el guante!