Consigue el éxito en redes sociales con tu campaña publicitaria
Community Manager

Presencia en redes sociales, ¿de verdad es tan importante? Que una pyme o un autónomo esté en redes sociales ha dejado de ser una opción a convertirse en algo vital, totalmente necesario. En un reciente informe de Altitude Software ‘El Consumidor Social 2016’ se explica que la comunicación entre usuario y marca ha crecido en un 16,45%. Un dato que supone que casi el 90% de las marcas conversan con los consumidores a través de las redes.

 

Para una pyme o un autónomo, lanzar una campaña publicitaria puede ser algo muy beneficioso pero también un trámite lleno de dudas y confusión. Tranquilos, en el post de hoy queremos ofreceros respuestas clave para que ese mensaje en la red se lance con fuerza y alcance a nuestros futuros clientes.

 

¿Por qué necesito las redes sociales?

 

La respuesta no es porque todos lo hacen, sino, más bien, porque se han convertido en la herramienta ideal para llegar al consumidor. Sobre todo, si eres una pequeña empresa que no tiene los recursos económicos de las grandes marcas para lanzar anuncios por televisión o prensa, puedes hacer oír tu voz en Internet. Sólo se necesita creatividad y, eso sí, mucha constancia. Pero seguro que si eres autónomo, ya estás más que acostumbrado a ello, ¿verdad?

 

redessociales.JPG

Las redes sociales son plataformas altamente eficaces para dar a conocer el trabajo de una pyme. Suponen un gran empujón para mejorar la reputación online de la empresa, lo que deriva en muchos otros puntos: la marca se hace más visible y su posicionamiento aumenta. Ayuda a que el tráfico web aumente y nos pone en contacto como nadie con clientes de incluso zonas geográficas alejadas de nuestro ámbito cotidiano de acción.

 

Una publicación regular en redes ayuda a fidelizar al cliente. Esto es, a ganarnos su confianza y que nos vea no sólo como una empresa, sino como un ente lleno de valores y cualidades especiales y únicas. Además, los internautas adoran las redes sociales. Para muchos, es su forma habitual no sólo de comunicarse, sino incluso de informarse y estar pendiente de novedades. ¿Por qué esas novedades no pueden ser nuestros productos y servicios?

 

Las redes sociales son la gran oportunidad para las pymes porque les permiten competir en igualdad de condiciones con las grandes empresas. Al igual que una persona de la calle puede conseguir convertirse en un influencer y sumar miles de seguidores, un autónomo, una pequeña empresa, también puede hacerlo. Si apuesta por las herramientas adecuadas, ganará la cercanía y la confianza del consumidor. Algo que todos quieren pero no muchos pueden conseguir.

 

Los pasos a tener en cuenta

 

  •  Márcate un objetivo. Lo primero y fundamental es saber qué quieres conseguir. Tal vez lanzas una campaña para promocionar un nuevo producto. O quizá quieres mejorar tu reputación online. Sea como sea, tenlo muy claro y trabaja en esa dirección. Que el objetivo sea concreto, para poder comprobar después si se ha conseguido.

 

maceta1.JPG

      

  • ¿Cómo eres? Al igual que en el tip anterior. Nunca podrás llegar a un usuario y convencerle de que sea tu cliente si, primero, no sabes quién y cómo eres tú mismo. Hay muchas actitudes y formas de relacionarse en la red: más serio, más simpático, más concienciado, más cercano… Define bien la manera en que te vas a comunicar y, sobre todo, sé coherente con ella.
  • Lanza mensajes auténticos. No se trata de ser el más divertido o el más ocurrente. Se trata de que tu mensaje tenga un valor real y aporte a la experiencia del consumidor. Por eso, para las pymes, la oportunidad que brindan las redes sociales es tan especial: les permite mostrar al mundo su filosofía, su propósito y su interés. Y conectar a través de la autenticidad de ese mensaje.
  • Fideliza al cliente. Es una consecuencia del paso anterior. Los clientes buscan a las marcas a través de las redes. Éstas les muestran cómo son en tiempo real, de una manera inmediata. Fidelizar al cliente pasa por ofrecer promociones, ofertas y descuentos. Pero también saber escuchar lo que quiere el usuario, garantizar una buena atención postventa y atender a sus necesidades.
  • Crea comunidad. Si consigues conectar con el cliente, hacerle ver el valor de tu producto, puedes ganar mucho más que un consumidor. Puedes ganar a alguien que hablará bien de ti y te recomendará a sus contactos. Él se convertirá en el mejor altavoz para tu marca pues el marketing de recomendación está ganando enteros. El poder del usuario hace que éste decida si un contenido es relevante o no, y lo comparta con su propia comunidad de amigos.

mundo1.JPG

 

  • Interactúa para mejorar. Adiós a los mensajes unidireccionales. Internet no es así y las redes sociales menos. De hecho, se llaman redes sociales por un motivo. No se trata de lanzar mensajes al mundo y punto final. Todo esto tiene que ver con establecer una relación con tus posibles clientes. Hablar con ellos te ayudará a conocerlos y a conocer cómo perciben tu negocio. No tengas miedo a pedirles sugerencias sobre cómo mejorar tus servicios. Un punto de vista externo puede descubrirte más de lo que imaginas.
  •  Elige tu red. Las redes sociales son importantes pero no quiere decir que tengas que estar en todas. Busca la que más se adecúa a tu interés, estudia sus características concretas y trabaja con ellas en tu beneficio. Ello no significa que no puedas utilizar varias, simplemente que necesitas conocerlas y saber qué te puede aportar cada una.
  •  No te olvides de medir. Lanzamos nuestra campaña en redes sociales por un motivo. Ganar efectividad, acercarnos al consumidor de una manera rotunda. Pero necesitamos saber si estos movimientos funcionan o no. Si nuestra campaña da el resultado que queríamos. Para ello, no nos podemos olvidar de estudiar todos los datos: los seguidores, el número de interacciones, las visitas a la web, el tiempo de permanencia… Eso te ayudará a ir perfeccionando tu estrategia. Y a que esta sea ganadora.

 

Noelia Martínez